El sellado de grietas en carreteras es una parte, pequeña, pero muy importante para alargar la vida útil del firme.

Consiste en la limpieza de las grietas a sellar mediante la utilización de lanza térmica, que prepara a estas para el posterior vertido del mastic bituminoso, que asegura la estanqueidad y evita la degradación del firme.

La apertura al tráfico rodado es, casi, inmediato, dependiendo de la temperatura ambiente.

En ocasiones, se extiende sobre el sellado un árido limpio para evitar la adherencia del material al tráfico rodado.

Disponemos de máquina fundidora y lanza térmica, así como vehículos de transporte y personal formado para dicha actividad.

NUNCA realizamos SUBCONTRATACIÓN de los trabajos contratados.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo Rechazar